4.7.19

Experiencias Tangibles Perdidas

Las expresiones de las grandes experiencias, perdidas en la línea del tiempo digital


Tres mujeres apasionadas por la repostería, el emprendimiento y el éxito, fundaron bakery bar querétaro, una barra de postres cuyos antecedentes culinarios han pasado por el agudo paladar de éste mecanógrafo que, con toda seguridad por el triunfo, regalará una máquina de escribir mecánica a quienes tengan agudas papilas gustativas y no experimenten delicia al probar uno de sus postres.


Por supuesto, éste artículo no es un promocional, pues la publicidad no es menester de Californication. Pero bakery sirve de gran ejemplo para el tema de la expresión intangible de la experiencia, de la expresión digitalizada y en este caso escrita, que por ser creada con píxeles y desplazada hacia el fondo por nuevos contenidos (no siempre útiles), sorprendentemente rápido pierde su valor y oportunidad de antojar a otros a probar los postres, y así poder cautivar a más comensales.


Ésta fotografía muestra craquelines que, si no los has probado directo de la barra de bakery, a la vista sólo sirven para hacer una buena fotografía., y si acaso te provocasen el deseo por un postre, es muy improbable que optes por bakery para conseguir uno, porque no hay algo más que te invite a vivir la experiencia que sus magníficos sabores provocan. ¿Por qué? Porque si el usuario promedio de internet se detiene muy poco en las imágenes, lo hace muchísimo menos en los comentarios, y así las buenas referencias, ya perdidas en la línea del tiempo digital. no aportan ni un poco de su valor.

Esta es una simple fotografía, así que no puedes saber si son o no deliciosos.

Los "gurúes" del mundo digital han logrado convencer a las masas de que todo cuanto necesitan para cautivar y trascender, se puede obtener de internet, de la interacción en las redes de Avatares, de lo amasado y estructurado con píxeles: esa sustancia eléctrica, volátil e inestable en que se tiene fe ciega. Y por creer en esas fantasías, es muy menospreciada la expresión tangible de las experiencias, en este caso la expresión escrita, con la que se puede decir -con absoluto encanto- lo que experimentan los sentidos.


Literati BookStore es un ejemplo contrario a bakery, y hasta equilibrado, pues sin descuido de sus plataformas digitales da protagonismo a la máquina de escribir mecánica y, claro, a los libros físicos. Además, dentro de su biblioteca tienen una mesita con máquina de escribir que está disponible para todo aquel que quiera escribir su experiencia dentro de Literati o fuera de. Y por si eso fuese poco, ya publicaron un libro con muchas de las notas que sus clientes fueron redactando en X lapso de tiempo.

Smith Corona Sterling

¿bakery bar querétaro puede publicar un pequeño y encantador libro que incluya las experiencias sensitivas que sus postres provocan en sus clientes?


Yo lo imagino: con las notas escritas en máquina de escribir mecánica, con las fotografías de los postres culpables de las experiencias, pequeño, encantador, entregado como una prueba tangible e irrefutable de sus magníficos sabores, de su pasión, de su gratitud... Imagino una mesita a lado de su barra de postres, con una máquina de escribir color cereza, la cereza del pastel, encantadora, invitando a ser utilizada para hacer tangible la experiencia del postre, y algunas notas enmarcadas, decorando la barra de postres, creando un entorno mágico, trascendiendo por la experiencia total que otorgan a sus clientes...

Smith Corona Sterling. La cereza que bakery no acomodó en su sueño. Una como la de Literati.

Las experiencias tangibles, las escritas con máquina de escribir mecánica, no son volátiles, no son inestables, no terminan en el fondo, son accesibles, son irrefutables, existen en el plano de la vida real, huelen, tienen forma, textura, sustancia... Y todos aquellos que se han sumado a la tendencia mundial de tener una máquina de escribir para el ejercicio de la expresión, saben que están en el mejor camino, en el vivo, en ése del que sí se desprenden todas las virtudes que promete internet, y que jamás podrá cumplir.

La máquina de escribir mecánica es el camino. ¡Seguidlo!



Typospheratus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario