2.10.19

Mi Smith-Corona Sterling regresó a la carga | Una especie de crónica

No vayas contra la ingeniería de las máquinas de escribir mecánicas


Después de meses teniéndola en cuarentena y haber aprendido una muy buena lección técnica, mi máquina de fuego está de nuevo en la pelea.



Guía de barras de tipo original de una Smith-Corona Silent
Mi Smith-Corona Sterling, fabricada en EE.UU. en 1952, era esta: color en tono verde militar, muy adecuado para la batalla revolucionaria de la máquina de escribir en que participo desde mi puesto de mando en México. Pero a comienzos de éste año, mientras repintaba una máquina de escribir, tuve el arrebato de renovar mi Sterling, que ya la había soñado roja, a modo de mi máquina de escribir fuego.

Así que la tomé, la desarmé hasta sus hierros medulares, le puse el nuevo color y la armé. Pero al hacer la prueba de escritura las barras de tipos golpeaban desalineadas la hoja. Por supuesto, intenté el ajuste de nivel de las letras mayúsculas y minúsculas, pero no resolví la falla. Hasta ahora, no sé qué demonio me la estaba jugando.


En mi frustración se me ocurrió que si desbastaba las pestañas de la guía para las barras de tipos, las barras ya no rozarían esas pestañas y su viaje hasta la hoja no sería desviado. Entonces desbasté un poco cada una, volvía a instalar la guía y a comprobaba la escritura, pero no había cambio. Y nunca lo habría. Después de muchos intentos, desbastando, instalando y probando, acepté que la única solución era conseguir una guía en condiciones originales. NOTA: ésta pieza no tiene los orificios de sujeción justos, y sí, intenté nivelarla desde esos puntos.

22.5.19

Una máquina alemana con nombre mexicano

Aztec 700

La Erika 10 que llegó a EEUU con nombre mexicano


Número de Serie 1934911

Hace poco terminé de restaurar ésta máquina de escribir, portátil, fabricada en Alemania, en 1952 aproximadamente. El diseño de ésta máquina es el mismo de la Erika 10, que fue introducida a Estados Unidos de Norte América con el nombre Aztec 700. 

27.12.18

El olor de las Máquinas de Escribir

¿A qué huelen las máquinas?


Mi respuesta relativa a la pregunta de mi amiga Paula Klein



Royal QDL serie AP3710342 Inventario Californication Typewriter


A qué huelen...

Las máquinas guardadas huelen distinto a las que están en uso continuo.
Las guardadas huelen a algo mecánico viejo, sucio; claro.
Huelen a pasado, a inmovilidad, a grasa fría.
Si ya no pudiesen funcionar, diría que huelen a muerte.
Pero como vuelven a la acción, diré que huelen a un sueño largo, larguísimo, a lo que oleríamos nosotros si fuésemos de metales y pasáramos años metidos en la cama.

3.12.18

¿Google es Typospherian?

La imagen de una Máquina de Escribir Mecánica invita a crear un Blog digital.


Los actuales reyes de Internet, promotores del uso desmedido de las herramientas y aplicaciones digitales, de las cuales han desarrollado muchísimas, parecen tener un aprecio -escondido- por la Dura Máquina de Escribir. La siguiente imagen aparece en Blogger. ¿Cuál es tu hipótesis?

Californication Typewriter Google Blog Blogger